08/04/20

Apoyando a los organismos internacionales de ayuda en la lucha contra el Coronavirus

Mientras los sistemas de salud de todo el mundo están bajo el peso de la presión adicional causada por el Coronavirus. Se van a generar millones de toneladas más de residuos peligrosos. Un tema que muchos están pasando por alto es lo que va a suceder con estos residuos y que aumentará la propagación.

Tras años de trabajo con agencias de ayuda internacional, estamos muy orgullosos de haber sido reconocidos formalmente por MSF (Médicos Sin Fronteras) como un proveedor clave para la gestión de la eliminación de residuos médicos con nuestros incineradores.

Después de haber sido revisados y puestos a pruebas exhaustivas nuestra gama de incineradores para residuos médicos ha pasado a encabezar la lista de proveedores aprobados, tras comparar su calidad, rendimiento, apoyo, red de distribución y alcance internacional con otros fabricantes.

“Durante muchos años hemos apoyado con orgullo a agencias de ayuda como la UNOPS, MSF y Unicef con notables proyectos recientes en Bangladesh, Sierra Leona, Yemen y, más recientemente, Tayikistán. Siempre nos hemos propuesto entregar máquinas que perduren más allá de la vida útil inicial de los proyectos en los que a menudo se instalan. Asegurando que nuestras máquinas sean capaces de apoyar a las comunidades durante décadas y no sólo a corto plazo. Nos sentimos honrados de haber sido reconocidos como un proveedor de confianza y comprendemos el valor que este reconocimiento tendrá para los futuros clientes”. Derek Carr, Director de Operaciones

La importancia de ese reconocimiento es vital en un momento sin precedentes, ya que la gestión de los desechos peligrosos puede marcar una diferencia drástica en la protección de las comunidades contra las infecciones virales. En la mayoría de las regiones desarrolladas que se benefician de las instalaciones médicas establecidas, esto no resultará ser un problema insuperable. A medida que sus sistemas de atención de la salud se reorienten para centrarse en las tareas más importantes, dirigirán los desechos generados directamente a sus sistemas de tratamiento existentes.

Sin embargo, en el caso de los países que cuentan con un medio de gestión de desechos menos establecido, esta presión adicional podría aumentar la propagación de la enfermedad. Aumentando los riesgos y alargando el tiempo necesario para que la tasa de infección se reduzca. No es infrecuente que en las regiones menos desarrolladas o preparadas los desechos médicos se eliminen en terrenos comunes o se quemen en fosas de fuego abierto, ya que ambos enfoques corren el muy alto riesgo de propagar la enfermedad en lugar de contenerla.

Se reconoce mundialmente que la forma más segura de neutralizar y destruir los desechos médicos peligrosos y nocivos es a través de una incineración adecuada. Alcanzar temperaturas superiores a los 850°C elimina completamente los riesgos, ya que cualquier agente viral o bacteria es completamente destruido.

Habiendo apoyado anteriormente proyectos relacionados con el Ébola, Zika, el sarampión y el VIH en muchos lugares remotos. Estamos seguros de que el impacto prolongado del Coronavirus continuará mucho tiempo después de que siga en los titulares. Y esperamos poder seguir ayudando a prevenir futuros brotes.

Para obtener más información sobre cómo Addfield ha trabajado con múltiples agencias de ayuda internacional, visite nuestra sección de Estudios de casos haciendo clic aquí.

Volver a Blog
  • Hecho en la
    Gran Bretaña.
  • Tecnología líder en
    la incineración.
  • Una construcción única
    para larga vida.
  • Distribuidas en
    100 países.
  • Medioambientalmente
    Responsable.
  • Con el socio de confianza
    35 años de experiencia