medical incineration in Cambodia

Soluciones para residuos médicos en Cambodia

MP100 pending enclosure

Demandas crecientes causadas por el crecimiento de la población

Tras la continua expansión de la población en Cambodia, los enfoques sostenibles y confiables para el tratamiento y la eliminación de desechos médicos se hicieron cada vez más importantes. Sin contar con una infraestructura sólida y confiable, los desafíos para la eliminación segura de los desechos solo empeorarían, lo que llevaría al vertido ilegal y a una verdadera amenaza para la bioseguridad de los países. Para evitar riesgos para la salud pública, es esencial que todos los desechos clínicos, objetos punzantes y desechos anatómicos se eliminen de manera eficiente y de una manera que no afecte negativamente al medio ambiente.

Antes de acercarse a Addfield para recibir apoyo, muchas de las instalaciones de atención médica en Cambodia estaban luchando para mantener la disposición segura de los desechos debido a tecnología obsoleta o incapaces de satisfacer la demanda, lo que llevó a los centros a verse abrumados, sin un sistema adecuado de eliminación de residuos que condujera a mayores riesgos de que el vertido ilegal se convierta en una opción inevitable.

Calidad y confianza

La calidad y fiabilidad de las máquinas fue un factor clave en el

Proceso de decisión al adjudicarnos el contrato. Dado que nuestras máquinas están construidas con materiales resistentes de primera calidad, tienen una esperanza de vida mucho mayor, ya que algunas de nuestras instalaciones existentes siguen en funcionamiento después de más de 20 años de uso. Nuestros diseños, calidad e idoneidad para el tipo de residuos respaldaron directamente los objetivos de sostenibilidad de las Naciones Unidas para dicho proyecto.

Entrenamiento completo proporcionado

Para garantizar que las máquinas puedan ofrecer resultados consistentes durante los próximos 15-20 años, brindamos capacitación completa y detallada en el sitio sobre el servicio y mantenimiento de estas máquinas a operadores e ingenieros locales, dándoles las habilidades para mantener el incinerador funcionando en su capacidad óptima durante muchos años.

Al final de la instalación, se celebraron días abiertos para invitar a miembros clave de la comunidad a descubrir los beneficios de los nuevos incineradores.